Donostia San Sebastián Ubik, 70 días en huelga

UBIK Foto GipuzkoaDigital.com Donostia San Sebastián Gipuzkoa

Cuando se inauguró Tabakalera a finales de 2015, poco antes de ser Capital Europea de la Cultura Donostia 2016, se denominó el proyecto como un centro de cultura contemporánea ubicado en la ciudad de San Sebastián con una doble vocación, ser un centro de producción, y ofrecer una programación pública de actividades.

Esta tarde a las 19.00 horas los chicos jóvenes y magníficamente preparados de Ubik – Biblioteca de creación, se han concentrado para pedir “¡Condiciones de trabajo dignas AHORA!”, junto a ellos un gran grupo de vecinos.

(Ubik, que toma el nombre de la novela de [Philip K. Dick], se desarrolla en base a tres ejes que se entrelazan: aprender, crear y disfrutar).

Y es que la biblioteca de creación de Tabakalera especializada en cultura contemporánea y abierta a toda la ciudadanía, está ahora más cerrada que nunca, como si no existiera. Se les paga tan poco a los trabajadores, en una ciudad tan carísima, que estos ya han cumplido hoy 70 días de huelga con la biblioteca cerrada, pidiendo unas remuneraciones más dignas.

Entre los congregados, muchos vecinos de Egia con niños disfrazados de carnaval, varios se preguntaban, “¿qué hacen por estos trabajadores los concejales jóvenes que hay en el ayuntamiento de San Sebastián?”

No hay algún experto, aunque sea uno de esos jóvenes nuevos directores comerciales de la vetusta prensa de papel, que asesore a los políticos para conceder a estos trabajadores las condiciones que piden y se vuelva a abrir la Biblioteca de creación Ubik.

La ciudadanía, con los impuestos tan altísimos que pagamos en Donostia, queremos seguir aprendiendo, creando y disfrutando de este espacio de Tabakalera, cuyas obras duraron 4 años y las aguantamos todos.

Todavía recordamos la ilusión de aquel reclamo publicitario en el que se veía a un jubilado de obra mirando por la valla protectora de la gran reforma de Tabakalera, en él, se nos recordaba que Tabakalera sería un proyecto cultural donde se iba a impulsar la creación cultural contemporánea en diferentes ámbitos y en todas sus fases (investigación, producción, exhibición) donde se generaría y compartiría conocimiento.

Ya, en el pasadizo de la estación, al terminar la concentración, un vecino de Egia disfrazado con un sombrero cordobés nos indicaba, “que se abra la biblioteca, nos da pena ver todos los días camino del barrio a estos chavales tan jóvenes en la calle reivindicando sus derechos.” Hoy han cumplido 70 días en huelga. ¿Qué hay que hacer para que el político reaccione?.

  • Remitido