Rafa Marquez. Gestión de presencia en redes sociales. Facebook para empresas en Gipuzkoa: afamarquez@gipuzkoadigital.com

En Euskadi los servicios de mediación familiar públicos incrementaron su actividad un 20% en 2013

Foto GipuzkoaDigital.com © Donostia San Sebastián
  • existentes (premediación, mediación y seguimiento)
  • Ocho de cada diez familias lograron un acuerdo sobre la situación planteada originalmente

 

Cada año son más las personas que, libre y voluntariamente, acuden a los Servicio de Mediación Familiar en busca de un acuerdo consensuado que ponga fin a sus conflictos.

Atendieron a 10.443 personas en los tres niveles de intervención

Desde que en 1996 se pusiera en marcha en Bilbao el primer servicio de mediación familiar del Gobierno vasco –el último, el de Vitoria-Gasteiz, se incorporó a la red pública en enero de 2012- la apuesta por el diálogo como vía para resolver los conflictos familiares no ha parado de crecer. En 2013, la actividad de los tres servicios públicos dependientes del Gobierno vasco aumentó un 20%, en gran medida como consecuencia del alto grado de satisfacción alcanzado por este servicio.

 

El Servicio de Mediación Familiar es un servicio público, gratuito y voluntario que el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco pone a disposición de las personas que se hallan inmersas en un conflicto familiar, ya sea éste consecuencia de la ruptura de la pareja (matrimonios o de parejas de hecho) o por otras circunstancias surgidas en el entorno familiar.

 

Estos servicios están integrados por especialistas en los ámbitos social, psicológico y jurídico, y tienen como principal objetivo ayudar a las partes a alcanzar por sí mismas soluciones amistosas a sus conflictos. Normalmente, el acceso a los tres servicios de las capitales vascas se inicia mediante solicitud por escrito de ambas partes o a instancia de una de ellas, pero también es posible su derivación desde los servicios sociales o desde el sistema sanitario.

En 2013, los SMF atendieron a 10.443 personas en los tres niveles de intervención existentes (premediación, mediación y seguimiento), lo que conllevó un total de 14.096 acciones, en su mayoría sobre conflictos derivados de la ruptura de la pareja (95,7% de los casos). El 4,3% restante tuvo que ver con conflictos relacionados con la convivencia familiar (personas en situación de dependencia, relación con nietos y nietas, conflictos por herencias, negocios o de convivencia).

 

La mediación previene el desgaste emocional que supone a las partes someterse a un contencioso, lo que en muchos casos provoca que los acuerdos sean más duraderos y respetados que en los convenios judiciales. Durante el pasado año, ocho de cada diez familias que acudieron a los servicios de mediación familiar del Gobierno vasco lograron un acuerdo sobre la situación planteada originalmente, lo que les evitó iniciar la vía del contencioso.

 

“La mediación minimiza el impacto de la separación en los hijos, ya que se tienen en cuenta las necesidades de todas las personas implicadas y se intentan mantener unas pautas de vida y organización familiar similares a las que tenían hasta el momento de la separación”, subraya el consejero Juan María Aburto, también presidente del Consejo asesor vasco de mediación familiar.

 

Ruptura de pareja y custodia

 

En 2013, los SMF realizaron en su conjunto 854 mediaciones derivadas de la ruptura de las parejas, lo que refleja un incremento del 23% respecto al año anterior. Cada una de ellas requirió una media de 4 sesiones para llegar a algún tipo de acuerdo; por ejemplo, sobre el convenio regulador, la organización familiar cuando no hay convivencia entre los progenitores, el inicio de una terapia de pareja o la recuperación de la propia relación de pareja.

 

Mayoritariamente, los expedientes de mediación están relacionados con la ruptura de pareja con hijos e hijas menores, con lo que la distribución de los tiempos en el ejercicio de la custodia es uno de los acuerdos más significativos de los procesos de mediación. En estos procesos, todas las custodias se consensuan entre el padre y la madre, y buscan en la mediación el espacio de diálogo para debatir el modo de organizar la nueva situación familiar.

MEDIACIONES SOBRE RUPTURA DE PAREJA

En este sentido, aunque la custodia compartida va ganando adeptos, es la custodia exclusiva, y especialmente la ejercida por la madre, la más representada en los acuerdos de mediación (316 para la madre frente a 7 para el padre). Durante el 2013, también se alcanzaron 93 acuerdos de custodias compartidas.

Seguimientos

Pero el trabajo de los SMF no finaliza con la firma del acuerdo. La fase del seguimiento resulta fundamental en la intervención con las partes en conflicto, ya que permite conocer, tanto la evolución de las personas respecto a los acuerdos, como el grado de satisfacción respecto al procedimiento realizado. El seguimiento se realiza, por defecto, pasados 6 meses o un año de la finalización del proceso de mediación; aunque también se ofrece a iniciativa de las personas participantes en el proceso de mediación.

 

En 2013 se realizaron 461 expedientes de seguimiento, un 26% más que el año anterior.

Gobierno Vasco

———————————————————————-

redaccion@gipuzkoadigital.com  GipuzkoaDigital.com   18 Agosto 2014

Donostia San Sebastián

Foto GipuzkoaDigital.com © Donostia San Sebastián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBIR