De Donostia a Arbizu para pasar la ITV IAT y la “pista americana” de la Ermita de San Juan

De Donostia a Arbizu para pasar la ITV IAT

En Donostia San Sebastián nuestro asesor fiscal nos avisa que “como no pasemos la ITV y nos multen, tendremos que darnos de baja en los autónomos, no hay más dinero”.

Nos ponemos prestos a pasar la ITV en la provincia de Gipuzkoa como en años anteriores. La primera sorpresa es que no cogen el teléfono, esperamos a la nueva de Zarautz, pero tampoco está abierta, por falta de permisos, a día de hoy.

Dejas de trabajar y te pones muy en serio al tema, pues hay urgencia, nos hacen falta los coches y tenemos que pasar la ITV, no podemos pagar la multa, ya nos sangran bastante con el IRPF, el IBI, el IVA, la OTA, el impuesto de circulación, la Renta, el recibo de Autónomos…

Tenemos que ir fuera de nuestra provincia, llamamos a varias y tienen todo completo. 

De pronto llamamos a la ITV IAT ARBIZU y nuestra sorpresa es que a la primera llamada un chico muy simpático nos atiende, por un momento pensábamos que nos habíamos confundido de teléfono, pero no, el chaval nos indica que nos atiende desde Madrid y que está encantado de ayudarnos, le explicamos nuestro problema y solucionado, nos da cita previa en tiempo y plazo para pasar la ITV. Nos llega un mensaje al móvil confirmándonos la hora y día, qué tranquilidad.

Asustados por el colapso que hay en las ITV de nuestro territorio y con el susto que nos metió el asesor fiscal, ponemos rumbo a Arbizu el día indicado y lo primero que nos encontramos al salir de San Sebastián es el radar móvil que el ayuntamiento de Donostia coloca y avisa desde su web, como sigamos a este paso vamos a acabar como ese periodista local -que por cierto escribe muy bien- que solo se mueve en bus, no tiene coche, que escribe en un periódico regional de papel y luego después le hace una foto al artículo y lo cuelga en Twitter para que alguien lo lea.

Decidimos ir por la A 15 hasta Irurzun, mejor que por Etxegárate, con mucho cuidado con los radares y el “bypass”, a continuación coger el enlace A 10 a Arbizu, a 38 km de Pamplona.

Con tanto miedo a la multa llegamos dos horas antes, cual fue nuestra sorpresa que en recepción nos atendieron al instante y con mucha amabilidad, la chica encargada nos indicó “que estuviéramos tranquilos que para nuestra cita quedaban dos horas”. 

Asombrados y más tranquilos por el buen recibimiento decidimos ir andando al cercano y precioso pueblo de Arbizu, al llegar vimos la Ermita de San Juan, una fuente con rica agua y detrás otra sorpresa, una “pista americana” para hacer gimnasia, tenemos dos horas, ¡vamos a hacer la “pista americana”! Unos caballos nos observaban desde un prado verde, como dándose cuenta que éramos de Gipuzkoa.

Que alegría cómo disfrutamos, nos reímos, nos divertimos, comprobamos nuestra resistencia y nuestro equilibrio, recordamos la que había en el ejército, en aquella época de cuando teníamos que hacer el servicio militar obligatorio, que fácil era aquella y lo que nos estaba costando ésta.

Después de contemplar en monte Beriain, era la hora de volver a la ITV. 

Al llegar la hora concertada, otra vez de forma amable y simpática nos piden los datos de la LPD, pagamos con la tarjeta de crédito comprobando que tienen mejor precio que en nuestro territorio, le damos las gracias al equipo de recepcionistas y nos colocamos al momento con nuestros vehículos a la entrada de la ITV, sin esperar ni un minuto, llega un agradable técnico y comenzamos a pasar la ITV rápidamente, con eficiencia, con respeto en el trato, indicándonos sin gritar lo que teníamos que hacer… 

Por fin, hemos pasado la ITV, somos tan felices como cuando de adolescentes nos compramos aquel vinilo “Blonde on Blonde” de Bob Dylan.

En un jatetxea de Navarra, de vuelta a Donostia por la A15, nos comimos unos huevos de caserío como los de antes, definitivamente ha sido un acierto ir a Arbizu a pasar la ITV.

Estamos seguros que el año que viene volveremos Arbizu a pasar la ITV IAT y volver a hacer la “pista americana” que hay junto a la Ermita de San Juan, nos tomaremos otro día libre.

Con los impuestos que pagamos en Gipuzkoa, ¿no hay al algún político joven que ponga orden en el colapso que hay actualmente en las ITVs de Gipuzkoa.? Y así los autónomos podríamos vivir más tranquilos.

Remitido Xio Segundo y Z, y fotos. Donostia San Sebastián Gipuzkoa 20 Junio 2019